Suculentas y Cactus
hongos suculentas

Hongos en suculentas y cactus

Aunque hay una amplia variedad de suculentas y cactus, todas comparten una propensión a desarrollar infecciones por hongos cuando se encuentran fuera de sus hábitats naturalmente secos o hay descuidos en sus condiciones de riego. Los hongos de superficie en suculentas y cactus, como el moho gris y el moho polvoriento, son fáciles de tratar, pero hay diversos tipos de hongos que causan pudriciones internas y que pueden plantear problemas mucho más difíciles.

Conozcamos algunas de las enfermedades por hongos más comunes en plantas suculentas y cactus.

Moho Negro

El moho negro se encuentra entre los hongos menos dañinos para las suculentas. Aparece como resultado de la alimentación de insectos como áfidos, cochinillas, moscas blancas y escamas, ya que estos exudan una sustancia dulce llamada melaza de la que se alimenta el moho.
Aunque el moho se puede limpiar fácilmente con un paño húmedo o alcohol, si no se controla, puede impedir que la suculenta reciba suficiente luz, lo que impide el proceso de fotosíntesis. Las hojas producen menos nutrientes y pueden volverse amarillas.

Moho negro en suculenta
Foto: Reddit

Para eliminar el moho negro en cactus y suculentas, se deben eliminar a los insectos. Al rociar la planta con una manguera, se limpia la melaza y luego se debe implementar un método apropiado de control de insectos. Controle los insectos con un jabón insecticida o aceite hortícola. Los insectos se sienten atraídos por las plantas débiles, así que asegúrate de que la suculenta se cultiva utilizando métodos de cultivo adecuados.

Antracnosis

Es un gran grupo de hongos de la familia Colletotrichum, la antracnosis se presenta con mayor frecuencia en plantas suculentas que se cultivan con poca luz o son regadas en exceso. Suelen distinguirse como una podredumbre húmeda de color marrón con pústulas o esporas rojas, anaranjadas o rosadas en la superficie. Las manchas comienzan pequeñas, pero se expanden rápidamente tanto en las hojas como en las coronas.

Antracnosis en Aloe vera
Foto: Plagasagricolas.es

Una vez que se infecta una suculenta, el único tratamiento es la eliminación y destrucción de las hojas afectadas. La antracnosis se puede propagar a través de macetas o suelos contaminados, por lo que las herramientas y las macetas requieren una desinfección completa y el suelo del jardín no es reutilizable. La aplicación de fungicida de cobre puede ayudar a destruir cuerpos de hongos.

Manchas en las hojas

Las suculentas han demostrado una amplia tolerancia a los hongos que causan manchas en las hojas y el tallo. En su mayor parte, estos hongos son inofensivos, aunque pueden afear la planta y tu jardín. Las lesiones de color canela poco profundas aparecen en las plantas susceptibles, creando un punteado o manchado permanente. Podrías cambiar la planta o no, las manchas pueden tolerarse, ya que causan muy poco daño a pesar de su apariencia. Las suculentas muy infestadas pueden propagar manchas a otras plantas, pero generalmente no se recomiendan los fungicidas.

Moho gris (Botrytis)

El moho gris (Botrytis cinerea) es fácil de identificar por sus masas de esporas de color marrón grisáceo que se forman en las superficies de las hojas y flores de suculentas afectadas. El moho gris es más común cuando el clima es fresco y húmedo a principios de primavera o verano. Suelen entrar por heridas o microheridas. Tras una granizada o lluvia fuerte se producen heridas por donde entra el hongo. Para impedir la infección de estos hongos, debemos proteger nuestra planta y aplicarle, al día siguiente de la lluvia o la granizada, un fungicida.

Botrytis en hoja de una suculenta Kalanchoe blossfeldiana
Foto: cannagardening.com

Fusariosis

El hongo Fusarium oxysporum interfiere con la capacidad de una suculenta para absorber agua, causando un fuerte estrés, marchitándolas, tornándolas amarillentas y, a veces, ocasionando la muerte de la planta. Este hongo transmitido por el suelo excesivamente húmedo entra a la planta a través de las raíces y comienza a reproducirse en los tejidos vasculares. Eventualmente, estos tejidos se bloquean, lo que dificulta o imposibilita que las suculentas transporten agua. Si los tejidos se abren, se observan rayas marrones.

Fusariosis en cactus Schlumbergera
Foto: Florida Division of Plant Industry

Para evitar el avance de la enfermedad lo que se debería hacer es cortar la parte sana de la planta con un cuchillo previamente desinfectado y utilizarla como esqueje en un nuevo suelo. También se recomienda tratar el esqueje con fungicida por prevención.

Podredumbre de raíz y corona

Los patógenos fúngicos del género Phytophthora causan una variedad de pudriciones radiculares y coronarias. Desafortunadamente, estas enfermedades son difíciles de diferenciar de las etapas tempranas de otras enfermedades por hongos, ya que sus síntomas son en gran medida inespecíficos. Las plantas afectadas se estresan, se marchitan, cambian de color y eventualmente mueren a causa de una podredumbre lenta que se desarrolla hacia arriba desde el nivel del suelo. Si bien las pudriciones radiculares y coronarias no responden bien al tratamiento, pueden evitarse si se plantan suculentas en suelos con buen drenaje y se cuidan de no regar en exceso. Algunas suculentas, como el aloe, pueden replantarse a partir de recortes de tejidos no afectados.

Comentarios de Facebook

betitbet

-

lidyabet giriş

-
Casinovale
- Klasbahis - Pokerklas - Bahsegel güncel - cratosslot güncel giriş