Suculentas y Cactus

Género Lithops

El género Lithops pertenecen a la subfamilia Ruschioideae de la Familia Aizoaceae. Las plantas suculentas del género Lithops suelen ser llamadas "piedras vivas" y son nativas del sur de Africa.

Las especies de Lithops son perennes, enanas, casi acaules (es decir, sin tallo) ya que el tallo es muy corto y permanece debajo de la superficie del suelo. En sus entornos nativos en Sudáfrica y Namibia  crecen a nivel del suelo.

Su tamaño, forma y color, les permite camuflarse con las piedras y la arena entre las que crecen lo que las hace difícil de distinguir.

En cuanto a su apariencia, el cuerpo de las plantas Lithops está formado por grupos de dos hojas pareadas, soldadas en el ápice y divididas por una hendidura de la que brotan las flores.

Cada par de hojas forma el cuerpo de la planta que tiene forma ovoide o sección cilíndrica o casi cónica, con las puntas apuntando hacia abajo y la superficie superior casi plana.

La superficie de las especies de lithops suele estar adornadas por líneas, manchas, puntos y por pequeñas zonas transparentes o translúcidas sin clorofila, a través de las cuales la luz llega a las partes internas de la hoja y de la planta que quedan bajo tierra.

La mayoría de los Lithops florecen durante el otoño y principios del invierno, produciendo flores amarillas, anaranjadas pálidas o blancas parecidas a las margaritas con muchos pétalos. Sus flores se abren en la tarde de los días soleados y se cierran de nuevo a última hora de la tarde. Las flores surgen de la fisura entre las hojas. Las flores de muchas de las especies de Lithops tienen un aroma dulce y picante.

Los Lithops son autoestériles, por lo que deben polinizarse para producir semillas. Las semillas se mantiene dentro de una cápsula que solo se abre cuando se humedece, exponiendo las semillas diminutas. En la naturaleza, las gotas de lluvia que caen salpican las semillas a una distancia de una pulgada hasta unos pocos pies de la planta madre. Una vez que la cápsula se seca, se vuelve a cerrar, protegiendo las semillas restantes hasta la próxima lluvia.

Especies destacadas