Suculentas y Cactus
suculentas-estiradas

¿Qué hacer cuando tus suculentas empiezan a estirarse?

Cuando las suculentas no reciben suficiente luz solar empiezan a estirarse. ¿Cómo se puede prevenir y “reparar” el estiramiento? ¿Qué hacer cuando las suculentas se estiran? Mientras que las suculentas suelen crecer lentamente, es increíble lo rápido que parecen estirarse cuando no están recibiendo la luz que necesitan. El término técnico para esto es etiolación. Probablemente se encuentre revisando este post preguntándose qué hacer para prevenir la etiolación (el estiramiento de la planta) y cómo arreglar una suculenta que ya se encuentre estirada. Presta atención a lo siguiente, podrá ayudarte.

Falta de luz solar hace que se estiren las suculentas

Las suculentas se extienden cuando no están recibiendo suficiente luz solar. Resulta curioso, pues esto a menudo causa que la planta crezca más rápido. Lo primero que notarás es que la planta empieza a retorcerse y orientarse hacia la fuente de luz. Luego, a medida que continúe creciendo, se hará más alta con un mayor espacio entre sus hojas. La mayoría de las veces las hojas serán más pequeñas y de un color más claro de lo normal. Generalmente, la falta de luz solar también hará que la suculenta se vuelva verde y pierda la intensidad de su color original.

¿Es esto poco saludable?
Mientras las suculentas reciban la luz que necesitan, lucirán mejor y seguirán creciendo en una iluminación baja. No serán tan saludables como deberían, pero por lo general tardarán mucho tiempo (un año o dos) en morir completamente con poca luz. Si no están recibiendo luz, obviamente morirán mucho más rápido.

Salva a tus suculentas estiradas.

Una vez que tus suculentas se estiran no volverán a su altura y forma original. Sin embargo, existe una manera de volver a tener ese jardín compactado de nuevo.

Comience por cortar la parte superior de la suculenta con tijeras afiladas. Deje por lo menos una pulgada o dos en la base con 2 o 3 hojas. La base trabajará mejor dejando unas cuantas hojas que capten la luz solar.

Tener los tallos desnudos provocará nuevos brotes, por lo general, crecerán nuevas ramas más rápido si se mantienen algunas hojas. Si el corte, es decir, la parte superior a cortar, es demasiado alta para su gusto, puede cortar algunos de los vástagos para hacer el corte más corto. Asegúrese de dejar un poco de tallo para poder volver a plantar  posteriormente.

Deje secando el corte y la base por unos días. Una vez que el final del corte ha secado completamente, se puede plantar en la tierra y comenzar a regar. En el caso de los esquejes, estos necesitan ser regados con mayor frecuencia que una planta completamente arraigada. Asegúrese de que esté utilizando un suelo muy bien drenado, para que el talle no se vuelva demasiado blando y se pudra, ahogado en el agua.

El corte debe comenzar a aplazar las raíces, posiblemente dentro de un par de días, pero definitivamente entre 2 y 3 semanas. A medida que las raíces se vuelvan más estables, usted reducirá el riesgo, es el mismo procedimiento que con las plantas totalmente arraigadas.

La base (la planta original) empezará a postergar las nuevas ramificaciones un par de semanas. Podrás continuar cuidando la planta de la misma forma en que lo hacías antes del corte.

Las hojas que quedaron en la planta base original pueden caerse o morirse en algún momento. Esto es muy común, pero no sucederá todo el tiempo. No te alarmes. Las nuevas rosetas seguirán creciendo sin las hojas “padres”.

Proporciónales más luz a tus suculentas estiradas.

Si tienes suculentas estiradas, podrás seguir el procedimiento anterior para promover un nuevo crecimiento; pero, a menos que les proporciones más luz a las plantas, el corte y las nuevas ramas se estirarán también. Es por esto que, antes de hacer el corte, debes tratar de encontrar un área para tus suculentas en donde reciban más luz solar indirecta que antes. Si moverlas no es una opción, también puedes agregar una luz de crecimiento para complementar la luz que ya están recibiendo.

Generalmente, lo ideal es que las suculentas reciban tanto luz indirecta como sea posible. En el interior esto es realmente difícil. Especialmente en invierno, es casi imposible cultivar suculentas sin algún estiramiento. Una vez más, el uso de una luz de crecimiento puede ayudar, y la mejor opción es ponerlas cerca de la ventana que obtiene más luz solar durante todo el día.

Así que ahora, la próxima vez que observe a sus suculentas inclinarse hacia la luz o ponerse demasiado altas, sabrá qué hacer. No tenga miedo de ir directamente a cortar la cabeza de sus suculentas. Aunque cabe dejar una advertencia: puede comenzar una nueva adicción, pues este es el primer paso para la propagación y el crecimiento de nuevas plantas.

Comentarios de Facebook

betitbet

-

lidyabet giriş

-
Casinovale
- Klasbahis - Pokerklas - Bahsegel güncel - cratosslot güncel giriş