Suculentas y Cactus
cómo regar suculentas

Cómo regar tus suculentas

Entender cómo regar tus suculentas es un factor fundamental para que crezcan saludables y hermosas. Las suculentas son maravillas de la naturaleza que almacenan agua en sus hojas, tallos o raíces; a ello se debe su reputación de poder crecer en condiciones áridas. Muchas personas fallan en su cultivo al regarlas más de la cuenta, ignorando las propiedades que tienen, pues no necesitan ser regadas regularmente. A continuación les damos algunos consejos sobre cómo regar tus suculentas y mantenerlas sanas y prósperas.

Regar suculentas en interiores

En vez de darle a tus suculentas pequeños sorbos de agua aleatorios, dales un buen remojo: hasta el punto que el agua se salga de los orificios del fondo de la maceta. Asegúrese de vaciar el agua que se encuentra en el plato debajo de la maceta. Antes de regar de nuevo deje que el suelo se seque.

Plantas como la Aloe vera, Sedums, Jade, Sansevieria y Kalanchoes, son opciones populares para cultivarlas en interiores. Los cactus, generalmente, necesitan menos agua que otras suculentas.

A las suculentas les gusta el suelo bien drenado que es aquel que permite que el agua fluya fácilmente y no se retenga, evitando que se pudran las raíces por exceso de agua. Un suelo de maceta de buena calidad mezclado con materiales como la perlita aseguran un drenado eficiente. Además de los medios de enyesado de calidad, asegúrese que sus contenedores o macetas tengan agujeros de drenaje, demasiada humedad puede llegar a podrir las raíces.

Las suculentas requieren una mayor cantidad de agua al comienzo de la primavera cuando la planta está creciendo. Debe reducirse el agua en verano y aún más en invierno. Cuando la luz disminuye en los meses de invierno, la mayoría de las suculentas se encuentran en período latente, por lo que es recomendable disminuir su riego. Durante el invierno, riegue sus suculentas solo cuando el suelo esté seco. Esto podría ser una vez al mes pero depende de las condiciones en que se encuentre, podría ser hasta una vez cada dos meses.

La frecuencia del riego dependerá de la luz y las condiciones de crecimiento en tu área, como del tamaño del contenedor o maceta. Mientras más grande sea el contenedor, mayor humedad puede retener. Las macetas pequeñas necesitarán ser regadas con mayor frecuencia.

Regar suculentas en exteriores

El verano es una buena época para mover tus suculentas al exterior, patio, terraza o jardín.  Aunque les viene bien el sol, dales oportunidad de aclimatarse a las condiciones del exterior, moviéndolas a un área parcialmente sombreada antes de llevarlas a una más soleada. Mantenlas alejadas de los rayos del sol intensos, desde avanzada la mañana hasta el mediodía. Las plantas de exteriores generalmente requieren más agua que las de interiores. Nuevamente, las condiciones en que se encuentren condicionarán su necesidad de riego. Comienza chequeándolas cada semana, poniendo atención a las condiciones de la maceta, y a si el clima es seco o húmedo.

Las suculentas, incluyendo los cactus, que crecen en contenedores superficiales, necesitarán entre 2 y 4 días.

Regar suculentas en tierra o jardín

Las suculentas, particularmente las Sedums, crecen muy bien en tierra. Necesitarán ser regadas semanalmente, dependiendo de sus condiciones. Las plantas maduras  tendrán un sistema de raíces más fuertes  y tolerarán las condiciones secas mucho mejor que las plantas jóvenes.

Mantener el agua del suelo de una suculenta es una prescripción para el desastre. Como con la mayoría de las plantas, las condiciones del suelo y el riego necesitan ir mano a mano.

Un buen suelo, un buen riego y un buen drenaje equivalen a plantas felices y prósperas.

Comentarios de Facebook

betitbet

-

lidyabet giriş

-
Casinovale
- Klasbahis - Pokerklas - Bahsegel güncel - cratosslot güncel giriş